Tinta Sangre

Los poetas no nacieron para ser mártires, sino, todos serían santos; sin embargo, se ha alojado un mito muy peculiar entorno a ellos. Antiguamente se creía que ninguna profesión u oficio se podía aprender, sino que se nacía con una especie de don, talento o similar; que determinaría el destino del individuo en cuestión.

Quiero más...