Boom

Hispanoamérica, es tierra de sueños, de promesas respaldadas en la esperanza diario, donde cada año es el año de todos y al mismo tiempo, sabemos de sobra lo difícil que es lidiar con la pobreza, la carencia, la desigualdad; porque sin palancas no hay puestos, que si estás calificado, que si estás sobrecalificado y así, nos enamoramos de los sacrificios.

Quiero más...