Los luchadores de plástico

Los luchadores de plástico

Seguramente quienes son de Pachuca o han vivido mucho tiempo aquí, sabrán que en el centro hay un negocio que prácticamente es tradicional en la ciudad, El Pato (patrocíname). De niño ahí acompañaba a mi señora madre y entre las cosas que vendían eran juguetes, juguetes como los luchadores de plástico con capa de bolsa de plástico.

Llegué a tener varios de esos, con todo y su ring y seguramente más de una vez me di un ligazo al armarlo. Era entretenido ponerlos a luchar y recuerdo que de niño, jugando con ellos, les daba su propia personalidad dependiendo de sus colores o cómo venían pintados.

Esos muñecos eran los de batalla, los traía para todos lados y muchas veces los llegué a usar como los esbirros del enemigo principal porque eran de los que más tenía y pues por su pose todos eran parecidos. Era algo así como en los Power Ranger.

Y entonces, al estilo de un videojuego, el héroe primero tenía que pasar una oleada de malos similares para que después de derrotarlos demostrando sus habilidades, se enfrentará al jefe final. Obvio esa oleada eran los luchadores de plástico.

Otra de las forma en la que llegué a jugar con ellos era haciéndoles un paracaídas con una bolsa de plástica y aventarlos desde el techo. De plano eran muy versátiles y divertidos.

Poco a poco se me fueron desapareciendo, no estoy seguro de cómo pero es muy probable que algunos los perdiera, se rompieran, terminaran en la basura o el perro los mordiera.

Los recuerdo con mucho cariño y ahora que toco el tema creo que trataré de comprar aunque sea un paquetito. Son de esos juguetes que se han vuelto tradicionales y que espero sigan existiendo.

El Vago les trae un poco de la historia de estos muñecos, espero les agrade.

Nos leemos después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *