Las falacias del amor romántico

Las falacias del amor romántico

Se acerca el día más temido por algunos y más querido por otros, el día de San Valentín o mejor conocido en México como El día del amor y la amistad, por lo que este post estará dedicado a esas cintas que hacen a muchos suspirar, ya sea por sus historias clichés, sus personajes sumamente estereotipados y claro, que por su característico drama. No es casualidad que todas estas historias se parezcan, además de que es el encanto de Hollywood, todas cayeron en la falacia del amor romántico. Y créeme que nadie se libra de él.

Según Coral Herrera:

” El amor romántico es una construcción cultural y social, un mito que se consolidó durante el siglo XIX en nuestra cultura occidental y que se expandió por todo el planeta gracias a la globalización”

Este mito, o mejor dicho esta serie de mitos nos dijeron como amar, como se expresa el amor y como se debe sentir. De ahí diferentes frases como:

El problema es ese, que muchas veces generan expectativas irreales, donde cada momento parece ser el correcto y como no, si cada frase es meticulosamente creada para empalagar y entretener. A través de estas historias aprendemos nuestros roles en una relación, lo que podemos estar haciendo “mal” o “bien” y aunque sabemos que no es real, no dejamos de buscar eso mismo allá afuera, cuando también muchas de estas historias solo nos cuentan el principio del relato, la parte más emocionante que es el enamoramiento, las primeras veces, donde todo es “felicidad”.

Es aquí cuando tú dices ¿Y qué tiene? Pues que a nosotras las mujeres no nos conviene tanto (o en su mayoría nada) tan solo ve a Jenny de Forrest Gump (1994) y a Summer de 500 días con ella (2009) Son unas malditas ¿No? O eso nos hicieron creer. A las mujeres se nos ha mantenido en personajes pasivos donde nuestra única aspiración es amar y ser amada, siendo juzgadas por nuestro pasado, vendiéndonos la idea que el amor lo es todo. Por otro lado, el amor correspondido vende más. ¿O a poco no hubieras preferido que el final de La la land fuera diferente?

Eso es porque sigues enganchado o enganchada al mito del amor romántico. Pero ¿Cómo empezó todo esto? Se dice que los primeros atisbos de este dichoso mito se encuentran en las historias de la época medieval, donde el caballero con brillante armadura salvaba a la sumisa princesa de cualquier mal habido y por haber. De ahí el “Y vivieron felices por siempre” muy usado por Disney y básicamente por cualquier comedia romántica en la que aparezca Jennifer López. Con el paso de los siglos se fueron sumando más mitos que luego tomaron forma en la literatura y en el cine, hasta llegar a las producciones que tenemos en la actualidad. Una pensaría que estos mitos verían su fin en estos tiempos modernos, pero no. La idea de que necesitamos a alguien que nos complete sigue rondado en algunas mentes, creer que el amor requiere sacrificio total al grado de perder nuestra propia identidad e incluso la vida. Por eso el cine está lleno de malos ejemplos de parejas y esta es mi lista. Obvio esta es mi humilde opinión.

Iniciemos con un par de enamorados que asemejan a la trágica historia de amor entre una Capuleto y un Montesco, pero el escenario no es Verona, sino la Ciudad de México.

Basta decir que esta cinta dirigida por Fernando Sariñana, nos ha dado muy buenos memes debido a sus elocuentes frases llenas de clasismo y con ese característico sabor chilango (según muestra la cinta).

Sí estamos hablando de Renata y Ulises de Amarte Duele (2002), Y mira que, si el nombre no te dice nada, algo anda mal, porque el amor no debería doler. Claro, esto tiene que ver más con los prejuicios de sus familias, pero también contribuyó la dañina percepción que se tiene del amor, pensar que si es verdadero vendrá acompañado del sufrimiento. Además de que es una mala idea asumir que el amor es suficiente para superar cualquier obstáculo, ante la realidad su aventura no hubiera durado más de una semana, por eso le dieron un toque más dramático con la muerte de Renata,

La siguiente pareja es Noah y Allie de The Notebook (2004) o conocida en México como Diario de una pasión que repite la historia de la chica rica y el chico pobre, solo que esta vez vemos cómo se desarrolla la mayor parte de la relación hasta terminar el relato con ambos falleciendo al mismo tiempo, hasta donde esta dependencia del amor.

La película más romántica de todos los tiempos fue dirigida por Nick Cassavetes y está basada en la novela del mismo nombre escrita en 1996 por Nicholas Sparks. No es ninguna sorpresa que la peli este llena de clichés y varios mitos del amor romántico como que estamos predestinados a una sola persona que se convertirá en nuestro complemento, nuestra media naranja, por más que nos saquemos de quicio, por más de que nuestras metas se encuentren en dos polos opuestos, la pasión ganará. Eso y solapar la infidelidad solo porque es con mi amor verdadero. Muy mal.

La pareja #3 desborda carisma y encanto, a su manera. A través de diálogos torpes (por no decir ridículos), así como el uso exagerado de gestos pálidos e incomodos, estamos hablando de Bella Swan y Eduard Cullen que encarnan el amor entre un vampiro y una mortal de la manera más desastrosa.

Es en 2005 que inicia una de las sagas juveniles más influyentes del nuevo milenio: Crepúsculo. El libro escrito por Stephenie Meyer tenía el potencial para enloquecer a los adolescentes por lo que en 2008 llega a la pantalla grande.  Y hay muchas cosas raras en esta película, además del extraño amor a primera vista llenó de miradas furtivas, la pareja toma un comportamiento de depredador y presa, pero al mismo tiempo también de caballero y damisela en peligro. O sea que está mal de donde sea que lo veas, ya que representan comportamientos posesivos que buscan endulzar con algunas referencias de Romeo y Julieta.

Nuestra última pareja, es sacada de la novela italiana Tres metros sobre el cielo (1992) escrita por Federico Moccia, la cual en 2010 tuvo una adaptación al cine.

El título a la peor pareja se lo lleva Babi y Hache. Esto no es una sorpresa para nadie, pues a pesar de que esta cinta se convirtió en una de las más populares debido a su romance súper intenso, es muy cínica respecto a los comportamientos que proyecta. Al menos el vampiro trataba de esconder sus malas intenciones con frases bonitas, pero en esta cinta les valió. Mostraron a un personaje violento, abusivo, sin ningún sentido de responsabilidad pero que, en el fondo, es muy lindo. No, no, no, de igual forma muestra esta idea del forzado amor a primera vista, volviendo a el popular pensamiento de que, si te trata mal, le gustas y no importa lo que sienta o piense la otra persona, no recibirá un “no” por respuesta.

Lo bueno de esta historia es que no terminan juntos, pero es un gran ejemplo de cómo puede afectar el mito del amor romántico en la percepción de las personas, ya que en el momento en que salió esta película veíamos a cientos de adolescentes queriendo un amor como este, sin entender de verdad lo dañino que puede ser.

Ahora es tu turno de cuestionar estas cintas y la idea de “amor” que venden, tampoco te confundas, el amor es real y es diferente para cada persona, pero algo es seguro y es que debe hacerte sentir bien. Debe darte la libertad de ser tu misma o mismo, a veces requiere tiempo o no será correspondido, pero eso también está bien, relax.

Recuerda visitar nuestras redes sociales. Yo soy Daniela Zulikey, te espero la próxima semana para más cosas de cine.

Adiós.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *