La revolución de la TV

La revolución de la TV

En episodios anteriores, conocimos el nacimiento de las series de televisión con “I love Lucy”, show de comedia muy popular de los años 50s que sirvió como inspiración para muchos otros y actualmente sigue siendo usado como un referente.

Según algunos autores, actualmente existen tres eras doradas de la televisión, esto puede diferir según el autor, puesto que hay quienes afirman que solo son dos y que esta última era sigue repuntando, pero yo las tomare como tres debido a que cada una representa la evolución del entretenimiento. La primera “el nacimiento” la mutación de los medios más antiguos que dan vida a esta pequeña caja que experimenta con imágenes en blanco y negro. La segunda “el rompimiento con la tele clásica” comienza en el año 1981 y finaliza 10 años después dejando a espectadores más críticos y activos respecto a la diversificación de los contenidos y la tercera, que he titulado como “el streaming nos conquista” no hace falta decir más.

Con casi 100 años la televisión ha demostrado que no hay otra como ella, que a pesar de que muchos piensan que su reinado ha terminado, ella se sigue reinventando, pues pasó del blanco y negro al color sin esfuerzo y de dos canales a cientos en apenas unos años. Con decirte que las primeras televisiones comerciales no incluían control remoto, no imaginas la fatiga que significaba dejar la comodidad de tu asiento para cambiar de canal, por esta razón la mayoría prefería seguir con la programación, aunque no fuera de su agrado. Hasta que un señor llamado Eugene F. McDonald, dijo “ya basta” y en 1950 les planteó el reto a los ingenieros de su compañía Zenith Electronics de buscar alguna alternativa para dejar de batallar y poder brincarse los comerciales. Así apareció el “Lazy Bones” un control que usaba un cable para conectarse al televisor y en 1955 se crea un control sin cables llamado “Flashmatic” que funcionaba enviando un rayo de luz a una célula fotoeléctrica, lo malo es que las células no distinguían entre la luz del mando y la luz de otras fuentes, entonces a veces servía y a veces no, además de que era sumamente caro y pues nadie lo compraba. Tuvieron que pasar unos 30 años para que se desarrollaran los semiconductores que emiten y reciben radiación infrarroja, que es cómo funcionan los controles actuales.

Esto significó un gran avance para la independencia de los televidentes, fue capaz de romper con la idea clásica de la televisión, transformando al espectador en un actor potencial de la interactividad. De este modo, la televisión comenzó a expandirse y es también en los años 80 que entran al juego el color y el cable, ampliando la calidad del contenido. Para Robert J. Thompson director del centro para el estudio de la televisión popular de la universidad de Syracuse, la competencia del video y los canales de cable fueron factores fundamentales que obligaron a las tres grandes cadenas a reaccionar apostando por una programación más ambiciosa que intentara retener a un espectador “culto” y de buena posición económica. Simultáneamente comenzaban a ofrecer canales especializados como MTV, ESPN, Nickelodeon entre otros, por tanto, se mejoraron las condiciones que hicieron posible que el contenido se fragmentará en públicos específicos y logrará retener aún más a su espectador para bombardearlo con publicidad.

En este sentido Hill Street Blues, arrasó. La serie policiaca creada por Steven Bochco y Michael Kozoll,  lo cambió todo, a pesar de que Dragnet ya había recorrido un buen tramo al ser la primera del género que dio el salto de la radio a la pantalla chica en 1951. Pero es Hill Street Blues la que dota al género de realidad al seguir la vida de los policías de una pobre comisaria y abre una nueva etapa de producciones televisivas al explorar nuevas formas de contar historias, al ser una de las primeras series en emplear varias tramas por episodio, que a veces eran autoconclusivas o que tomaba toda la temporada para resolverse, también fue la primera ficción rodada con planos largos y cámara en mano asemejándose al estilo documental. La serie de la NBC fue emitida en 1981 y se mantuvo 7 años al aire a presar de que al inicio no contaba con una gran audiencia, pues rompía con todo lo que se había visto al exponer personajes complicados con tramas que exigían más atención y paciencia por parte del público, lo que le valió la nominación a 21 premios Emmy en su primera temporada.

«Let’s be careful out there». «Tengan cuidado ahí fuera» fue pronunciado cada semana por el sargento Esterhaus, interpretado por Michael Conrad, es la frase más recordada de la serie que figura en el #14 de los 50 mejores programas de televisión de todos los tiempos.

Antes de “Como conocí a tu madre”, antes de “Friends” y antes de ‘Seinfeld’ existió ‘Cheers’, una comedia de situación estadounidense también emitida por la NBC, ambientada en un bar de Boston (Massachusetts) lugar donde se reunían nuestros protagonistas para hablar de sus pato aventuras, trabajo y bebers. Sus creadores James Burrows, Glen Charles y Les Charles tenían la idea de encontrar en un bar a varios pintorescos personajes, llenos de problemas y de distinta clase social, donde el dueño fuera un ex-lanzador mujeriego de los Medias Rojas de Boston y alcohólico. (A que no esperabas eso) Antes de terminar su primera temporada fue cancelada por los bajos niveles de audiencia, aun así, se siguió apostando por ella y ahora es todo un referente para las sitcoms gracias que su éxito de audiencia lo que le permitió mantenerse 11 años en emisión y obtener 28 premios Emmy.

Pero aquí la respuesta que nos interesa saber es ¿Quién mató a Laura Palmer? A principios de los noventa una serie cambio las reglas del juego y nos dejó a todos confundidos. Twin Peaks gira en torno a la investigación de la extraña muerte de una joven en un pequeño pueblo llamado “Picos gemelos” Aunque pareciera una trama simple y genérica, definitivamente no lo es, ya que nos lleva por una serie de situaciones que generan escalofríos y algunas risas incomodas. Mark Frost y David Lynch son la mente maestra detrás de esta peculiar serie que tiene como inspiración el asesinato de Hazel Drew en Sand Lake, Nueva York. También se se dice que tiene una fuerte conexión con otro caso similar, pero eso lo dejaremos para otro episodio. Solo diré que Twin Peaks tuvo un gran efecto en sus espectadores, que cada semana querían más, era un show vanguardista con elementos sumamente extraños que amplio la creatividad de su producción y la suspicacia de la audiencia.  Fue una de las primeras series en desarrollar su propio culto en internet, donde los espectadores creaban teorías y grupos de discusión, incluso hicieron su propio episodio “perdido” lo que consiguió que la serie expandiera su historia para contestar las muchas dudas que rondaban en el aire, un año después se estrenó la cinta Twin Peaks: el fuego camina conmigo y en 2017 regresa en su formato serial con una tercera temporada. ¿Tú ya la viste? ¿Le entendiste?

Cada una de las series mencionadas dejaron un antecedente de lo que funciona, cada una sirvió como un éxito que pone cada vez la vara más alta en cuanto a calidad, dando lugar a una competitiva carrea con increíbles logros creativos. Se podría decir que estas producciones impulsaron las historias que tenemos actualmente… pero eso lo veremos en el próximo episodio.

Dime cuales crees que debieron estar presentes o cuáles son tus favoritas, no olvides visitar la pagina de Spotmex.com.mx y nuestras redes sociales para más información. Yo soy Daniela Zulikey, hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *