La recomendación ¿Embrujada?

La recomendación ¿Embrujada?

Bienvenido a la recomendación del mes, esta vez traigo para ti una película, por si no sabes que ver este fin de semana. ¿Listo?

Si eres fan de las producciones que trae el tío Netflix debes saber que el pasado 30 de octubre como parte del festejo de Halloween se estrenó una cinta de terror. Y si de plano todavía te encuentras ciscado por un mal trago que te hizo pasar alguna que otra cinta (Coff, coff El estand de los besos) No os preocupéis, esta nueva propuesta terrorífica vale la pena.

Una película de terror casi pegándole al thriller y que en algunos momentos llega a tocar el drama, te sorprenderá pues a pesar de tener muchos elementos propios del género de terror, no deja caer la historia en los clichés de siempre. Lleva al espectador a diferentes escenarios que juegan con el simbolismo e impactan en una cruda realidad.

Fue estrenada en Sundance en enero de este mismo año, y hace unos pocos días se estreno en Netflix. ¿Te animas a verla?

Remi Weekes es un joven director británico que se está estrenando en los largometrajes con la cinta His House, Fue uno de los fundadores de Tell No One, un grupo de producción especializado en cortometrajes experimentales. Y actualmente ha sido reconocido por su trabajo, sus numerosas visualizaciones y premios, lo avalan. Tan solo su primer cortometraje Tickle Monster (2016), ha sido muy aplaudido por la crítica y nos deja ver su destreza para crear una atmosfera aterradora, además de su fascinación por las casas embrujadas.

His House, cuenta la historia de Bol y Rial, interpretados por Sope Dirisu y Wunmi Mosaku. Una pareja de Sudán que escapa de la violencia para buscar asilo en Reino Unido. Después de un angustiante viaje logran que se les dé una destartalada casa en una pequeña ciudad inglesa, donde mediante el debido proceso se evaluara si podrán quedarse en el país y conservar la casa.

(Foto de Aidan Monaghan / NETFLIX © 2020)

Su nuevo hogar parece ser la oportunidad de iniciar una nueva vida, pero no todo se siente correcto. El pasado continúa atormentando a los personajes, como si algo maligno los hubiera seguido hasta su nueva vida, convirtiendo a la casa en una verdadera pesadilla, de la cual no será tan fácil despertar a menos de que se enfrenten a sus peores miedos.

Aunque parece ser la típica historia de casa embrujada, lo cierto es que nos lleva por un mar de emociones donde no solo habita el terror, sino también la confusión, la tristeza y la culpa. Además de que la historia conecta con la vida real como ninguna otra cinta de casas embrujadas. El director entretejió a los personajes y la trama a través de la investigación, conectando con un hecho que ha impactado la vida de miles de personas, la migración.

(Foto de Aidan Monaghan / NETFLIX © 2020)

Es importante mencionar que la situación en Sudán del Sur y los países vecinos a escalado rápidamente hasta llegar a convertirse en una emergencia humanitaria. Según datos de La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, desde diciembre del 2013, brutales conflictos han cobrado miles de vidas y han expulsado a casi cuatro millones de personas de sus hogares. Muchos miles huyen de la violencia para refugiarse en un país vecino y así tener una mejor calidad de vida. La mayoría de las personas refugiadas son mujeres y niños, muchos de los cuales han cruzado la frontera solos, además de exponerse a severas condiciones que hacen del trayecto una difícil travesía y que en los peores casos no se consigue llegar al destino. . Si bien la película es ficción, el director ha afirmado que trató de tomar relatos de la vida real como una base para la historia.

Llegar a Reino Unido trae un alivio a la joven pareja que lucha por qué continúe siendo así. En especial Bol, quien intenta de todo por olvidar su antigua vida y adaptarse a este nuevo ambiente donde su llegada se siente poco deseada. En particular, por las apariciones que se les presentan en su nuevo hogar.

(Foto de Aidan Monaghan / NETFLIX © 2020)

Susurros, risas, golpes y sombras se manifiestan para atormentar a los nuevos inquilinos dejando ver al espectador un poco del folclore dinka. Los dinka se consideran los primeros pobladores de Sudán y representan más de un millón de personas, pues son la etnia mayoritaria en Sudán del Sur.

Al adentrarnos más en la cinta Rial nos cuenta la historia de un brujo o mejor dicho un apeth, un ser fantasmal que atormenta a un ladrón. ¿Tendrá alguna conexión con Bol y su casa? La cual se rehúsa a abandonar a pesar de ser atormentando por lo que habita y también por sus recuerdos que solo logran esclarecerse hasta al final de la película. “Somos buenas personas” resuena entre los diálogos como si Bol necesitara repetirlo para creerlo.

(Foto de Aidan Monaghan / NETFLIX © 2020)

Pero esto es solo la punta del iceberg, esta película tiene mucho de donde profundizar y me parece que sigue esta línea donde el terror ya no solo está fundamentado en un demonio que busca espantarte con algunos screamers, sino que juega con él, llevándolo a otro plano donde choca con la realidad y el ser humano. Dejando ver que el miedo también se esconde en nuestros secretos y lo que dejamos atrás. Atrévete a darle una oportunidad a esta película que entremezcla diferentes emociones con un tono de terror y surrealismo.

Obvio no todo es perfecto en la cinta, pero eso te toca a ti. Deja en los comentarios tu opinión acerca de esta propuesta terrorífica y no olvides darte una vuelta por nuestras redes sociales, nos encuentras en Facebook, Instagram y Twitter.

Te espero la próxima semana con más información cinéfila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *