How the Grinch stole my Podcast

How the Grinch stole my Podcast

Ya está muy cerca la navidad y debido a esto hoy toca tema navideño. Uno de los personajes más populares de Dr. Seuss ha invadido mi podcast y el blog, por lo que el tema de hoy estará dedicado a él.

Uno de los clásicos tomé para hablar, que mejor que él que busca robar la Navidad. El grinch se ha convertido en uno de los personajes más populares de la temporada debido a la actitud antinavidad que lo caracteriza, así como su malvado carisma. Todos lo conocemos debido a la cinta del 2000 traída por las casas productoras Imagine Entertainment y Universal Pictures. Así es, la película dirigida por Ron Howard y protagonizada por un excéntrico Jim Carrey, ya cumplió 20 años.

La película fue todo un hit, se hizo caber entre el top 10 de las películas más taquilleras del año, recaudando la suma de 345 millones de dólares, una muy buena cifra considerando que hacer la película no fue barato, ya que todos sus personajes requirieron un elaborado maquillaje y vestuario lo que les valió un Óscar a Mejor Maquillaje.

Jim Carrey tenía que pasar tres horas preparándose para su transformación peluda y verde. Incluso ha afirmado que pasar tanto tiempo en el traje hecho de espandex ha sido toda una travesía, por no decir tortura. Pero obvio que, quien se roba el show es Max, el fiel compañero del Grinch. Aunque para todo el rodaje ocuparon seis perros, hubo una perrita llamada Kelley que fue más consentida por la pantalla. (Y la neta es el mejor personaje)

Pero ¿de dónde viene este cuento de Navidad, donde una extraña criatura verde odia la Festividad? Pues su padre es nada más y nada menos que Theodor Seuss Geisel, un escritor, poeta y caricaturista estadounidense mejor conocido como Dr. Seuss.

Theodor, Ted para los cuates nació en Springfield, Massachusetts el 2 de marzo de 1904, hace ya varios ayeres. Desde niño demostraba tener gusto por dibujar, por lo que con los años lo siguió llevando a la práctica. A los 18 años asiste a Dartmouth College, donde se convirtió en editor en jefe de la revista de comedia «Jack-o-Lantern». Pero hubo un pequeño incidente, nn par de copas dieron como resultado que a nuestro joven Ted se le negara seguir participando en la revista, por lo que para continuar tendría que hacerse de un seudónimo, Seuss. Y en 1927 añade el “Dr.”, quedando como Dr. Seuss. Según algunas fuentes es como parte de un homenaje a su padre, quien siempre quiso que su hijo de convirtiera en doctor.

Lo demás es historia, pues se fue haciendo un lugar como caricaturista en diferentes revistas como Vanity Fair y LIFE, además de que hacia trabajos de publicidad con los que iba ganando fama.

Pero es en 1937 que su primer libro es publicado. Y pensar que lo vi en Mulberry Street, fue rechazado 27 veces, ya se había rendido pero la suerte le sonrió, gracias al encuentro con un ex compañero de clase Mike McClintock consigue finalmente publicar su libro y a partir de ahí no paró. A lo largo de su carrera público más de 60 libros, entre ellos ‘¡Horton escucha a quién!’ (1954) ‘El gato en el sombrero’ (1957) ‘Cómo el Grinch robó la Navidad’ (1957) ‘Huevos verdes con jamón’ (1960) y ‘El Lorax’ (1971) Cada uno de estos cuentos infantiles consiguió una gran popularidad, lo que les valió para llegar a la pantalla grande.

Pero aquí el tema es el Grinch, quien hizo su primera aparición en Redbook, una popular revista femenina. La edición de mayo de 1955 contenía entre sus páginas el poema ilustrado de 32 líneas llamado “El Hoobub y el Grinch” escrito e ilustrado por Dr. Seuss, que poco tiempo después pasó a convertirlo en un libro infantil. Pero lo que lo lanzó como un clásico de Navidad fue el especial animado ¡Cómo el Grinch se robó la Navidad! emitido por primera vez en diciembre de 1966 y a partir no lo soltarían, pues por los próximos 20 años se convertiría en el contenido estelar en territorio estadounidense para dichas fechas.

El especial fue dirigido por Chuck Jones conocido por su trabajo en los Looney Tunes y cuenta con la voz de Boris Karloff, un actor muy reconocido por su participación en películas de horror. Además de que al convertirse en un dibujo animado el Grinch adquiere su característico color verde, pues en los libros no tiene más colores que el blanco, negro y rojo.

Así fue el nacimiento de un clásico de Navidad, pero sintieron que todavía había mucho por explotar, por lo que para los 2000 ya tenían una nueva cinta donde Jim Carrey encarnaría a nuestro gruñón personaje y aunque se tomaron algunas libertades creativas, la cinta sigue teniendo su esencia por recordar el verdadero significado de la Navidad. Finalmente, el Grinch es una crítica la comercialización de esta misma, no por nada las mejores estrategias de publicidad salen a la luz en esta época del año. Con un mensaje más allá de lo material, la película demuestra tener mucho sentimentalismo navideño, así como algunos chistes irónicos, una exagerada gesticulación por parte de Jim y una extraña vibra.

La película dividió completamente a la opinión pública, pues mientras que muchos la aman, hay otros que la odian, sea como sea, El Grinch se ha convertido en un clásico que nunca falta y que nos recuerda lo incómodo y exasperante que puedo resultar la Navidad.

Cuéntame ¿a ti te gusta o no? Recuerda visitar nuestras redes sociales y darte una vuelta por todo el catálogo de temas que tenemos para ti. Pasa una feliz Navidad, si el Grinch pudo tú también puedes.

Yo Daniela Zulikey, te espero la próxima semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *