¿Godzilla o King Kong?

¿Godzilla o King Kong?

Hay que aceptar, que nos gusta el mitote ¿Cómo no? Razón por la que este post estará dedicado a una pelea que invadió el internet. Y no, no es Carlos Trejo VS Alfredo Adame. Este es un enfrentamiento de titanes.

Si eres un fiel usuario de algunas de las redes sociales más populares, ya debes estar al tanto de la disputa que se desató, entre Team Kong y Team Godzilla. Todo esto debido a que el pasado 25 de enero la Warner mostró el primer tráiler de la nueva cinta de Adam Wingard, que trae uno de los clásicos a la actualidad, la épica pelea entre estos gigantescos personajes.

¿Tú ya elegiste tu bando? Bueno, pues este texto puede que te ayude a aclarar tus dudas (o a aumentarlas), además de conocer un poco más acerca de estos míticos monstruos. Iniciemos por quien llegó primero a la pantalla grande.

La primera aparición del enorme gorila fue en el año 1933. Merian Coldwell Cooper, un hombre aventurero y audaz, se imaginó a un enorme gorila en lo alto de un edificio luchando contra aviones, de esta forma nació la leyenda. Cooper entusiasmado con su idea comenzó el proyecto con la ayuda de su amigo Ernest B. Schoedsack, salvando a la RKO de la bancarrota.

La historia ya te la sabes, un necio productor de cine contrata a una joven actriz para participar en una cinta que se grabara en una extraña isla que resguarda a una atemorizante criatura. Pero la codicia del productor es tal que secuestran al pobre de Kong para convertirlo en la atracción principal de Nueva York. Como si la situación no fuera ya lo suficientemente mala, Kong se enamora de la joven actriz. En este momento sabemos que Kong está acabado, enfurecido sube al Empire State. De ahí la mítica escena de él peleando contra los aviones que terminan haciéndolo caer y morir. ¿O fue la bella quien mato a la bestia? No, estoy segura de que fueron los aviones.

La cinta se convirtió en todo un éxito y sabemos que después también en un clásico y referente para cintas posteriores (coff, coff Godzilla), por lo que no es sorpresa que se continuaran creando más películas. A ciencia cierta, no se sabe cuántas producciones del gigante gorila hay, pero yo calculo que son unas 14, ya que hay varias secuelas, algunas muy raras como El hijo de Kong (1933) o Queen Kong (1976).

Además de caricaturas y cintas que contienen uno de los crossovers más antiguos, que actualmente está de regreso con más fuerza y más mercadotecnia.

A lo largo de todos estos años nuestro gigante amigo se ha modernizado y adaptado de la mejor manera a cada época. Las mejoras de sus efectos visuales resaltan sobre todo en sus últimas cintas, King Kong (2005) y Kong: La isla calavera (2017), pues en los últimos años los efectos hechos por computadora han revolucionado el cine, ya sea que se use la mocap y el CGI.

Pero antes las técnicas eran un tanto rudimentarias, eso sí en su tiempo eran lo mejor de lo mejor. Willis O’Brien fue quien le dio vida al gigante gorila, dejando un legado que impactaría en todas las películas posteriores, ya que él fue quien popularizo el uso del stop motion en el cine y la combinación de diferentes técnicas como los animatronicos y las botargas. Claro, actualmente ya no se ven con los mismos ojos, aun así, han quedado para la posteridad en el cine y en los memes.

Lo bueno de tener tantas películas del gorila más enamorado es que hay para todos los gustos, o sea no tanto porque son de Kong, pero me refiero a que cada director hace de las suyas para que su cinta se distinga al menos un poco. Ya sea que le den más profundidad al enorme personaje o que lo pongan de diferentes proporciones, así como la ambientación de su época, lo que siempre coincide es que, ante la naturaleza el hombre parece desprotegido, en especial con un gorila de entre 7 y 30 metros de altura. ¿Qué tan inmenso será esta vez? Si tiene que luchar contra el rey de los monstruos que mide más 30 metros ¿podrá ganar?

Basta de Kong, pasemos con la lagartija más radioactiva.

Godzilla llegó a los cines en el año de 1954, gracias a Tomoyuki Tanaka él entonces productor de Toho, quien había visto potencial en una pequeña novela escrita por el novelista y guionista Shigeru Kayama, la trama iba de un reptil que debido a la radiación emitida por la detonación de bombas nucleares obtiene el suficiente tamaño para atacar Japón. La cosa es que al llevarla a la pantalla grande se hicieron tantos cambios en la trama y apariencia del monstruo que se reconoce más a tres personas como los padres de la radioactiva creatura: Tanaka, Ishiro Honda, el director y Eiji Tsuburaya, el genio de los efectos visuales.

Este radioactivo kaiju fue un gran éxito en taquilla y ahora es un icono de la cultura japonesa, desafortunadamente esta cinta reencarna las secuelas de un Japón tras la guerra. A diferencia del gigante gorila que es natural, Godzilla es producto de la radiación que desencadeno el ataque de la bomba atómica, aunque en sus muchas cintas se le da diferentes orígenes, este es el clásico por excelencia. Su nombre original es Gojira, y cómo puedes escuchar viene de la unión de las palabras Gorira (Gorila) y Kujira (Ballena), de ahí su amenazadora apariencia. Posteriormente, los propios japoneses cambiaron su interpretación fonética por Godzilla, la cual es más atemorizante que Gojira. ¿O no?

El anfibio más salvaje (porque es un anfibio) ha tenido un sinfín de películas, más exactamente unas 35 pelis, incluyendo las últimas entregas, Godzilla (2014), Godzilla: Rey de los monstruos (2019) y Godzilla vs Kong (2021) que esta próxima a estrenarse (crucemos los dedos para que así sea) . Y demuestra ser un actor versátil, por lo que su imagen se dulcifico entre 1960 y 1990, convirtiéndose en aliado de la humanidad en algunas ocasiones, así como también tener apariciones en shows infantiles. Y como en el caso de Kong, Godzilla ha cambiado de altura a lo largo de los años, cada cinta lo hace ver más descomunal, una vez más hay que agradecer a los avances de los efectos visuales.

Ahora si ¿Cómo es que estos dos tienen una pelea? ¿Cómo siquiera se conocen? Si uno de es Japón y otro termina en Nueva York. Pues es gracias a la magia del cine.

En 1962 el mundo sería testigo de una de las batallas más fuertes y violentas en la historia del cine. King Kong y Godzilla tendrían su primer round en el Monte Fiji y aunque Kong se presenta como el ganador, lo cierto es que se especula que Godzilla sigue vivo preparándose para el próximo encuentro. Todo este show fue gracias a un farmacéutico aburrido y a la productora Toho, que se hizo con los derechos de King Kong para realizar uno de los crossovers más ambiciosos de monstruos gigantes.

Dirigida por Ishiro Honda, la peli se basó en la idea original del animador Willis H. O’Brien, la mente maestra detrás de los efectos visuales, quien quería un enfrentamiento entre el gigante gorila y el monstruo de Frankenstein. Pero una mejor idea sería usar a la estrella del estudio: Godzilla

Las botargas, sí, no eran tan realistas, pero pusieron a los dos titanes en las mismas condiciones, con Godzilla y su aliento radioactivo y Kong podía aumentar su poder con la energía eléctrica. Así como los escuchas, justo cuando iba perdiendo el gigante macaco recibe ayuda del cielo que le otorga energía y el poder de electrocutar a su adversario. La escena es brutal. Ya que se hacen de palabras, vuelan piedras, empujones, pura destrucción a su paso, hasta que caen al océano pacifico y parece que la pelea termina.

Te invito a escuchar el podcast ya que tenemos dos invitados especiales que debaten acerca de quien debería ganar esta contienda que se aproxima. No te lo puedes perder.

Yo soy Daniela Zulikey, te espero la próxima semana 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *