Extraterrestres en los 50s

Extraterrestres en los 50s

Tú crees que estamos solos en este basto universo? ¿o que hay algo más ahí afuera? Aquí, no vinimos a negarlo, ni aceptarlo, pero si vamos a hablar de esas cintas que exploraron el tema.

Hoy tengo un tema que espero lo disfrutes tanto como yo. Todos hemos escuchado a un primo hablar de cuando vio algo extraño en el cielo, de nuestro amigo o en mi caso tío hablar de teorías conspirativas relacionadas con la venida de seres alienígenas o simplemente somos fanáticos de las historias que relatan dichos sucesos de otro mundo. Y hay que agradecer que el cine se haya fijado en estas historias para llevarlas a las salas, pues que mejor que ver una representación, más allá de lo podamos imaginar.

Aquí ya hemos hablado de como el cine lleva la realidad a otro nivel. Sabemos que los mitos y las fabulas populares no eran más que un medio para tratar de explicar la realidad o acontecimientos que una sociedad trataba de entender, ahora estos mitos han evolucionado y en lugar de ser transmitidos oralmente, pasan a tomar la forma del cine (entre otros medios).

Con una perspectiva diferente y la ayuda de la tecnología se ha logrado crear historias cada vez más complejas e interesantes, con un toque de ¿realidad? Vayamos por el principio.

Las historias de extraterrestres no son nuevas, en realidad son muy antiguas. Tan solo, algunos afirman que muchas piezas arquitectónicas fueron edificadas por extraterrestres. Muchos lo ven como un disparate, pero otros tantos lo afirman como un hecho.

Actualmente contamos con diferentes herramientas para comprobar ciertos sucesos extraños, pero antes solo se tenía la anécdota que iba viajando de persona en persona, de ahí estos relatos de encontrarse con un E.T. o las abducciones, con el tiempo ganaron popularidad y gracias a los medios es que se difunde esta información con patrones ya presentes en la memoria popular. Estas figuras humanoides, grises o verdes con grandes ojos negros y platillos voladores.

Pero no siempre se ha tenido esta concepción de los habitantes de otros planetas, hay que recordar que antes del cine y la televisión, estaba la literatura, que ya había cimentado las bases de la ciencia ficción. De ahí que la obra de George Wells saltara a la radio como un preludio de lo que ahora conocemos como las Fake News. Lo que comenzó como una inocente narración por el día de Halloween, pasó a convertirse en un momento de verdadero pánico entre las calles de Nueva York y Nueva Jersey por la llegada de seres extraños. La guerra de los mundos de 1898, fue adaptado en forma de noticia para ser transmitido en la radio en el año de 1938, el problema fue que muchos realmente creyeron que lo que estaban escuchando era verídico.

Lo cierto es que estas anécdotas fueron multiplicándose y no solo por qué a algunos les patinara el coco o porqué estuvieran continuamente expuestos a estos temas, sino porque también pasaban cosas muy raras.

Roswell Daily Record

El Caso Roswell, es uno de los más populares respecto al misticismo que guarda entre sus habitantes y la ciudad. El 24 de junio del año 1947, Kenneth Arnold fue testigo del primer avistamiento moderno de un objeto volador no identificado (OVNI como lo catalogan los ufólogos). Mientras Arnold piloteaba su avioneta pudo distinguir a lo lejos lo que parecían nueve objetos volando en formación. Según los medios locales, Arnold describió su movimiento como el de “platos lanzados contra el agua” expresión que no pasó desapercibida ya que sería aprovechada por los titulares al referirse a ellos como “platillos volantes”. Aun así, esto no sería suficiente para los escépticos debido a que no existe ni un solo documento que avale dicha información, por lo que en 1994 el senador del estado de Nuevo México Steven Schiff, pedía que se abriera una investigación oficial sobre el caso Roswell.

Sí, la investigación no duro más de un año y negaron cualquier testimonio dando el caso como cerrado. Pero eso no detendría a los fieles creyentes. Y ahora con el internet el periodismo ufológico se ha expandido, llegando a las plataformas más populares como YouTube, FB, Twitter, etc.

Y la pregunta siempre resulta ser ¿somos los únicos seres en el planeta? Pues desde hace varios siglos, muchos afirman que la respuesta es “no”, siempre ha habido un grupo dedicado a su investigación. Actualmente el tema se ha popularizado en el bajo mundo del internet, con un sinfín de teorías, una de ellas es la de los antiguos astronautas, que sostiene que los dioses antiguos y buena parte de sus mitologías y leyendas tienen su fundamento en alienígenas ancestrales, y por tanto no serían meras fantasías o alegorías, sino registros de una experiencia real.

Y qué mejor que llevar estas historias a la pantalla grande. Ningún otro medio ha logrado capturar la vida alienígena más vívidamente como lo ha hecho el cine. Y si ya conoces un poco de la historia del cine sabrás que Georges Méliès no se andaba con juegos. De esta forma, los extraterrestres aparecieron por primera vez en la gran pantalla en 1902 en A Trip to the Moon, la primera cinta de ciencia ficción que utilizaba trucos fotográficos para representar el viaje de una nave a la luna y es ahí donde los tripulantes se encuentran con alienígenas.

Se podría decir que los extraterrestres son entidades no humanas, ajenas a la tierra. Ya como se vean o actúen dependerá de cada película y como hemos visto hay una larga lista donde estas entidades tienen diferentes nombres, personalidades y aspecto. Además de que también depende del contexto histórico en el que se desarrolló y estrenó la cinta.

En la década de los 50, Estados Unidos había adquirido un gusto por la ciencia ficción, es en estos años que el género se empieza a consolidar y tomar mucha fuerza. Eso sí, no todos estaban contentos de producir estas historias, puesto que se creía que era baratas y vacías de contenido. Pero de igual forma representaba los miedos de una sociedad que se había enfrentado a dos guerras y que seguía en medio de otros conflictos. Es así que las cintas alertaban no solo sobre las amenazas que pudieran hipotéticamente venir del espacio, sino también frente a las amenazas más terrestres de los países vecinos, de la búsqueda indiscriminada de avances en la ciencia y la tecnología. Pero hablemos de las más emblemáticas.

En 1951, una cinta vendría a aterrorizar a sus espectadores con una nueva propuesta y un gran título, The Thing from Another World. Christian Nyby se encargaría de dirigir la adaptación del clásico de ciencia ficción “Who Goes There?” de 1938 escrita por de John W. Campbell. El metraje sigue a un grupo de científicos hasta un remoto puesto en la Antártida, donde se encuentran con un organismo alienígena sediento de sangre, que ha permanecido congelado durante de millones de años. Este clásico de clásicos incluso tiene un cameo de Haollween (1978)

Otra que es obligatoria de ver es La guerra de los mundos, que hace su segunda aparición y es que se ha considerado como una verdadera joya tanto de la literatura como del cine. La primera vez que fue llevada a la pantalla grade fue todo un suceso, debido a que la cinta tenía una súper producción algo raro para las películas de ciencia ficción, puesto que no se les soltaba tanto dinero en esa época, pero la Paramount Pictures tomo el riesgo. Y obvio que lo valió pues el metraje dirigido por Byron Haskin no solo fue la más taquillera de 1953, sino que también recibió un Óscar a los Mejores efectos especiales en el mismo año.

Otra cinta imprescindible es La Tierra contra los Platillos Volantes (1956), pues forma parte de las películas de culto en la historia de la cinematografía de la ciencia ficción debido a su representación clásica del OVNI. La cinta dirigida por Fred F. Sears, cuenta con el gran talento de Ray Harryhausen para darle vida a los famosos platillos voladores, recreados con la técnica del stop-motion. Además de que tiene varias secuencias en las que hay puro caos y destrucción, debido a que varios edificios emblemáticos de Washington son destruidos. Y al caso contario de La guerra de los mundos, esta cinta no contaba con mucho presupuesto por lo que cada escena era meticulosamente filmada para después pasarla a postproducción.

Otra obra maestra es La invasión de los ladrones de cuerpos (1956) y que se ha considerado todo un viaje por los géneros oscilando entre el terror y la ciencia ficción. Don Siegel fue el encargado de dirigir esta cinta acerca de una silenciosa y aterradora invasión donde eres suplantado por un doble alienígena. Aunque el film fue rodado en solo 23 días, vaya que es una sensacional experiencia, ya que también sirve como una interesante denuncia política de la paranoia anticomunista que brotó en los años 50. El guion se basó en un serial publicado en la revista Collier’s escrito por Jack Finney y aunque hubo mucha especulación por parte de las intenciones políticas de la cinta, su director afirma que no hay nada detrás.

Y terminamos este recorrido del cine de aliens de la década de los 50s con El día que la tierra se detuvo (1951) La cinta que guarda entre sus secuencias un mensaje de esperanza y paz entre nosotros los humanos y los alienígenas o de lo contario solo provocaríamos nuestra propia extinción. Basado en el cuento “Farewell to the Master” de 1940 escrita por Harry Bates, refiere a la humanidad las consecuencias que puede tener la exposición a la guerra y la invención de armas cada vez más destructivas, como lo es la bomba nuclear. El metraje es dirigido por Robert Wise y es un clásico que parece ser siempre relevante por su mensaje positivo.

Aquí termina este recorrido por las cintas dedicadas a los seres de otros mundos, tal vez hasta haya más partes de este tema, por lo que te invito a estar al pendiente.

Yo soy Daniela Zulikey, te espero la próxima semana 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *