Estereotipos

Estereotipos

Todo el mundo hemos escuchado la palabra estereotipo, pero muy difícilmente la podemos definir como algo ajeno a nosotros, apuesto que en más de una ocasión, has querido  erradicarlos o por lo menos has estado en contra de ellos.

Hoy te quiero contara que los estereotipos lastimosamente se pueden encontrar en la sociedad en la que vivimos y que por supuesto, todos formamos parte de ello.

Primero debemos empezar con la definición de estereotipo: es un modelo o patrón de conducta que definen cómo deben ser, actuar, pensar y sentir las mujeres y los hombres en una sociedad; representan un conjunto de atributos o características que se les asignan, sin embargo también son estas percepciones simplificadas, dotadas de pocos detalles, exageradas y generales que se tienen sobre un grupo o categoría social determinada.

Y debo decir que aunque no queremos, cada uno de nosotros conformamos esta sociedad que estereotipa a cada segundo y eso se debe a las bases como las creencias ilógicasprejuicios y modelos de conducta que se transmiten culturalmente a través de la crianza, la educación formal, el discurso de los medios de comunicación, la publicidad, te das cuenta que tan cerca estamos de ser víctimas del estereotipar

De hecho todo esto surge de manera inconsciente e incluso hay estudios que demuestran que en los primero 4 minutos de conocer a una persona, formamos el 90% de la imagen o idea sobre ella con carácter inmutable. Y muy difícilmente podemos cambiar de opinión.

De hecho, el propio Kahneman explica que a veces es acertado fiarse de las primeras impresiones y de los estereotipos: a menudo aciertan más que el mero azar. Y pone como ejemplo que la gente que parece amigable suele ser amigable, que es más fácil que un atleta profesional alto y delgado juegue a baloncesto a que juegue a fútbol y que los jóvenes suelen conducir de forma más agresiva que los mayores.

Pero también, si nos fiamos de los estereotipos, también nos equivocaremos a menudo, especialmente cuando hablamos de cuestiones socioculturales. Por ejemplo, cuando decimos que los habitantes de un país son de una forma determinada, no tenemos en cuenta que el grupo es demasiado amplio como para llegar a conclusiones de este tipo. Los estereotipos tampoco son útiles a la hora de hacer juicios a largo plazo o para tomar decisiones que pueden (y deben) ser meditadas.

Aunque requiere de mucho tiempo y mucho trabajo, podemos ir erradicando el pensamiento de los estereotipos y es precisamente la educación, debemos ir implantando este chip de no etiquetar, en las nuevas generaciones. Además algo que nos puede funcionar en el momento es la autoevaluación: ser consientes cuando estamos a punto de emitir un juicio rápido e instintivo contra alguien e ir modificándolo de a poco.

DATO SUMAMENTE INNECESARIO

No te achicopales, es una expresión del diccionario de Gerónimo Sánchez, que explica que la palabra deriva del náhuatl achikopa o achikop, que se refiere a sentirse inferior, o entristecerse. Y es muy común tanto que también la También se utiliza en otros países como el Salvador, Colombia y en Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *