Erin – India

Erin – India

Creo que India es uno de los países para los que necesitas un sentido aventurero muy grande porque no parece un país fácil de adaptarse. Me imagino que el choque cultural es tan grande que a los tres segundos de llegar te quieres regresar a tu país y Erin me lo confirmó.
El contexto, la manera en que nos enseñan historia y el eurocentrismo influye mucho en la forma en que percibimos a los países de Asia. Por eso, para ella no fue la primera opción de país de intercambio, pero las circuntancias y la vida la dirigieron a este lejano país. Después de todo el rollo académico y burocrático, hace casi tres años Erin tenía un lugar en la Universidad de Chitkara.
Al igual que Pedro, ella no se fue sola: iba con su amiga Andrea. También coincide en que ir en compañía de alguien más hace todo más sencillo porque no te sientes sola.
Una de las primeras impresiones que te da India es el olor: la gente huele a especias. Por otro lado, Delhi es una de las ciudades más contaminadas, así que el olor a smog es impactante. Creo que India es un país que se conoce primero por el olfato… Y recién llegada, Erin se quería regresar porque el choque fue bastante rápido y fuerte.
Sin embargo, poco a poco se dio cuenta de que más allá de todo lo que se podría considerar negativo, hay muchas cosas que te llenan el alma y sobre todo, personas que te apoyan a lo largo de tu estancia para que sea mejor y más llevadera. Para mí, siempre es la gente la que te hace llevarte la mejor -o peor- impresión. En este caso, todo fue calidez, un gran recibimiento y solidaridad por parte de los indios. 🥰
Por otro lado, hay vacas y monos sueltos por todos lados. ¿Se imaginan que van manejando y a una vaca le da la gana atravesarse en la calle y nomás no la pueden mover? Que cosas tan locas. A Erin le dan miedo los monos y, encima de todo, le dijeron que los monos a veces entran a las casas y se roban la fruta, así que vivía con el miedo de llegar a su casa y que hubiera un chango en su cama. 😅
Dejando a los animales de lado, una de las mejores experiencias que tuvo fue en el ámbito de la espiritualidad. Pero eso ya no se los voy a decir aquí porque nada de lo que yo escriba le haría justicia a la emoción de Erin al contarlo. Así que denle click aquí para escuchar el episodio.
Al final, después de escuchar todas sus aventuras, yo solo me quedo con ganas de conocer la India en persona. Definitivamente es un país que está en mi bucket list.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *