Entropía

Entropía

¿Cómo estás? ¿En qué bloqueo emocional te encuentras el día de hoy? Sé que estas son preguntas a las que difícilmente les podrías dar respuestas sinceras, porque a los seres humanos en general nos cuesta admitir las necesidades emocionales que tenemos. Pero ¿Por qué insistes en no contar contigo mismo?

El día de hoy te quiero hablar de la entropía, ese término de la física que podrías pensar que no tiene nada que ver con lo emocional, aunque yo he de demostrarte que definitivamente lo podemos adaptar a nuestra vida.

La entropía es: la Magnitud termodinámica que indica el grado de desorden molecular de un sistema, lo que rescataremos de esto es “El grado de desorden de un sistema” y lo llevaremos a nuestras vidas…

El desorden no siempre es tan malo y eso es lo que trata de explicar la entropía, cuando nosotros nos encontramos en un bloqueo emocional, la entropía que en esencia es ese desorden entra para regresarnos al equilibrio. Es como “debes causar problemas algún día antes de que te metas en uno más grande” esto quiere decir que nuestras vidas deben de estar en constante movimiento de energía, hacer aquí, mejorar allá, crear, crecer, superarnos… Si mantenemos estas ideas en nuestra cabeza es como tener este flujo constante de desorden ya que las ideas entran y salen de tu cabeza lo cual nos ínsita a movernos manteniendo la energía activa. Sin embargo cuando tenemos un bloqueo emocional, nos concentramos en una sola cosa, en una sola emoción, o situación, entonces la entropía debe entrar en ti para que puedas soltar ese caos, para liberar esa energía concentrada y la disperse poco a poco de manera que no siga bloqueando el flujo de energía en el que te encontrabas.

Por ejemplo: tu estas súper dispuesto a emprender un negocio, comienzas a trabajar en ello y la energía mental que tienes se mantiene activa quieres lograr metas y crecer, que pasa si en el camino de tu emprendimiento la materia prima con el que lo ibas a lograr tiene problemas, tu evidentemente tratas de solucionarlo, pero lamentablemente no está en tus manos, lo que hace que comiences a reprimir las emociones por no poder solucionarlo. La entropía emocional entra y te dice “para” esto no es algo que puedes solucionar, en este caso se podría ver reflejada como una simple respiración, alguna otra emoción, hasta redirigirnos a nuevas ideas aunque esto signifique emplear un poco más de esfuerzo o de tiempo, justo lo que no esperábamos…

A veces lo que buscamos es estar en orden todo el tiempo, lo que significa concentrarnos en una sola cosa pero no podemos estar siempre en lo mismo, porque nuestra cabecita le va a dar vueltas a esa sola cosa, con la que está trabajando, por eso debemos dar este flujo de pequeños caos es decir motivaciones, a pesar de ello vivimos en un caos y hay que aprender a abrazarlo y usarlo a nuestro favor.

DATO SUMAMENTE INNECESARIO

La expresión “ya me cayó el 20”, bueno como saben antes no había celulares, y lo más parecido a esta forma de comunicación eran estos teléfonos de cabina, en los que se depositaban 20 centavos ( que era lo que costaba la llamada), pero estos no se cobraban sino hasta que la llamada fuera contestada, entonces si caían los 20 centavos significaba que había sido enlazada la comunicación, por eso la expresión “me cayó el 20”, hacía referencia aun si me conecte,   posteriormente fue evolucionando el termino y ahora tenemos que es un si ya entiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *