El Vago #30 – El Home Office

El Vago #30 – El Home Office

Desde que nos dijeron que haríamos trabajo desde casa me emocioné. De hecho recuerdo muy bien el momento en que me marcaron. Estaba yo a punto de tomar mi transporte rumbo a casa y en ese momento nos avisaron. Fuimos la primera área en empezar a trabajar desde casa.

Se podría decir que me acomodé pronto a ello. Me ahorro un poco de tiempo de los traslados o los ocupo para algo más, como dormir.

Y me gusta mucho porque puedo pararme con toda la confianza a la cocina por algo para botanear o comer porque tragón. Además si tengo un par de minutos libres, me paro tantito al patio en el solecito o me tiendo en la cama tantito junto a mi gatita.

Esa es otra parte que me gusta y que seguramente extrañaré si es que regresamos a oficina, poder solo estirar la mano y acariciar a mi gatita mientras trabajo. En cierto modo es un pequeño escape de relajación.

Durante este año de home office tuve que aprender a dividir espacios de trabajo en casa, algo muy importante para no sentirse estresado o agobiado por las responsabilidades laborales. Aún no termino de acomodar e implementar mis espacio al cien por ciento pero sigo en ello.

Sinceramente y en lo particular, espero que aunque ya acabe la emergencia sanitaria, mis actividades se mantengan a distancia. Me resulta muy cómodo y hasta más productivo. siento que aprovecho más mi tiempo con actividades aquí en casa o proyectos personales.

Sin embargo sé de personas que sí disfrutan asistir a oficina o lugar de trabajo, y eso también está bien. Ahora sí que cada quien. Mientras haya trabajo y nos paguen como se debe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *