El Vago #27 – Palabrerío

El Vago #27 – Palabrerío

No recuerdo exactamente cómo aprendí a leer, pero sí en qué momento y con qué.

Poco después de comenzar el primer grado de primaria, tuvimos que ir a vivir a Irapuato Guanajuato. Ya estando allá no me inscribieron a la escuela pero me pusieron a estudiar con los libros de texto gratuito que ya me habían dado.

Así comenzó mi educación, con el ya clásico «libro del perrito». ¿Recuerdan ese libro? Pues los primeros cuentos me los sabía de memoria y podía decirlos palabra por palabra. Parecía que leía pero no. Solo tenía buena memoria.

Pero aprendí, y el «libro del perrito» me lo aventaba de ida y vuelta. Ya después me la pasaba intentando leer todo lo que me encontraba. Era una actividad casi automática. Letreros, espectaculares, envolturas.

Pero ¿por qué les estaba contando esto? Quién sabe. Les dejo las imágenes que el vago les comentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *