El terror

El terror

Camino a la tienda, cerca de mi casa, sobre un tramo de la banqueta hay algunos hoyos como de registro de tuberías o algo así. No están profundos ni nada pues el paso del tiempo los ha hecho llenarse de tierra.

Iba con mi primo pequeño a la tienda precisamente y al ver esos espacios los empezaba a saltar. Al brincar el último me dijo, “sabes qué, me da miedo saltarlos pero siempre tengo miedo de muchas cosas por eso lo tomo como juego”.

Mi respuesta fue algo sobre que estaba bien que lo hiciera de esa forma pero que siempre considerara los riesgos de cada situación. Supongo que no me entendió o me dio mi avión porque de inmediato dijo, “sí, ¿Sabes qué me voy a comprar en la tienda?…”

Pero el resto de la tarde y varios días después me dejó pensando al respecto. ¿Cuántas cosas nos asustan? ¿Cuántas veces no hemos hecho algo por miedo? Desde invitar a alguien a salir hasta animarnos a iniciar un proyecto nuevo.

Quizá si dejáramos de preocuparnos tanto podríamos lograr muchas cosas que ni si quiera sabíamos que éramos capaces de hacer. Obvio no quiere decir ser irresponsables, descuidados o hacer todo al aventón. Creo yo que todo tiene que tener su dosis de planeación y cuidado.

Sin embargo, animarse a hacer eso que nos causa terror podría ser bueno. De vez en cuando tomarlo como juego.

Los invito a escuchar a mi amigo el vago quien nos platica de la teoría de la gestión del terror y como el miedo a la muerte tiene mucho que ver con la conducta social.

Nos leemos después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *