El contenido determina el formato.

El contenido determina el formato.

En la publicación pasada, de forma muy básica se dio una pequeña introducción de lo que es el Diseño editorial, una de las principales decisiones que se debe tomar es la elección del formato y el tamaño, ¿en que se basan para elegirlos?   Los Costos de papel, parte de lo atractivo de un diseño se basa en la sensación que ofrece el producto al tenerlo en la mano.

Normalmente el formato del producto es limitado y con frecuencia los costos son de gran peso en la decisión, ya que determina el presupuesto con el que se cuenta. Es recomendable trabajar con formatos estandarizados ya que los que no son estándar suelen ser mas caros por el desperdicio de papel o los pliegues (que son los dobleces del papel). Como ya mencionado el contenido determina el Formato, en el caso de los libros con solo texto causa menos problema ya que la finalidad es la misma y el formato está determinado, en libros ilustrados, se considera que el tamaño de las imágenes sea razonable por ello el formato debe ser más grande por lo regular se reservan para catálogos y libros de bellas artes. Se considera un formato en horizontal o apaisado para imágenes que panorámicas, como ríos, vistas, pero para rascacielos o tótems se prestará un formato vertical.

Otra forma de determinar el formato es con los estándares del pliego del papel, conocido como DIN, es un acrónimo que significa Deutches Institut für Normung, que traducido significa Instituto Alemán de Normalización. La división del pliego permite el buen aprovechamiento del mismo, al dividirlo por en medio guarda la misma relación entre sus lados del pliego original.

Parte de un formato referente A0, el resto de los formatos reciben el nombre de A1, A2, A, etc; la letra A es la cantidad de cortes a la mitad desde la hoja original.

(imagen: https://blog.imprentaonline24.es/tamano-de-papel/)

Los tamaños estándares ayudan a mantener los precios, pero puede ser aburrido utilizar siempre los mismos, para evitar eso, se puede doblar el pliego de forma diferente y cambiar el formato o recortar partes del tamaño estándar para conseguir una forma nueva sin que ello aumente de costes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *