Diciembre.

Diciembre.

Como puedes imaginar, las fiestas de fin de año son una fuente importante de contaminación para nuestro planeta. Son fechas de consumismo excesivo; la mayoría de las personas hace una gran cantidad de compras, entre comida, iluminación, viajes, regalos… Por lo que para las grandes y pequeñas empresas, es una época con gran potencial para atraer nuevos clientes y generar ventas.

A pesar de todo esto, de manera individual, cada uno de nosotros podemos hacer que estas fechas sean más amigables con el planeta.
¿Cómo?

Luces de Navidad

Las viejas luces que usamos para adornar nuestras casas y arbolitos navideños, pueden ser muy contaminantes y hasta peligrosas con el riesgo de generar un incendio.

Por eso, se aconseja cambiar a luces LED, que consumen hasta 90% menos de energía.

Además, al igual que con las luces de uso diario, es aconsejable apagarlas cuando no estás en casa o cuando no las estés ocupando.

“Si no vas a estar presente para disfrutar de las luces, simplemente apágalas, no solo durante las fiestas, sino durante todo el año”.

Regalos de Navidad

La compra de regalos navideños es la parte más contaminante, por lo que es necesario ser muy consciente de ello.
 

  • Se propone crear nuestros propios regalos o si esto no es posible, comprar artículos hechos de materiales sostenibles, y que mejor, que comprarlo en tiendas locales.
  • Los mejores regalos están hechos a mano, así que es una gran oportunidad para dejar que tu creatividad interior se haga cargo.
  • Si no tienes suficiente tiempo, trata de encontrar regalos hechos de material sostenible.

Árbol de Navidad

Varios estudios indican que los árboles plásticos contaminan más que los naturales; aún así, es recomendable crear tu propio árbol, mismo que puedes utilizar año con año.
 
“Honestamente, siento que necesitamos pensar fuera de la caja y crear nuestro propio árbol de Navidad ecológico” – Kshemkalyani

Otra opción, si es que tienes un jardín, es decorar un árbol natural, lo mismo si tienes una planta grande dentro de casa.

Envoltura de regalos

No solo comprar regalos es muy contaminante, sino también envolverlos.

“El envoltorio y el embalaje de regalos hacen de la Navidad un evento enormemente contaminante, con millones de toneladas de plástico y papel de aluminio tiradas en pocos días, que terminan en vertederos y alimentan las emisiones”. – Leyla Giray Alyanak

Pero existen algunas cosas que puedes hacer para disminuir el daño:

  • Reutiliza el papel de regalo.
    Si tienes cuidado al abrir tus obsequios, no hay razón para no reciclar el papel para el próximo año.
  • También puedes renunciar al papel y envolverlos en algo reutilizable, como una tela de colores, una bufanda y hasta papel periódico.

Comida, las cenas.

La comida navideña también es una fuente de contaminación, más que nada si se desperdicia.

Bill Ulfelder, director ejecutivo de The Nature Conservancy en Nueva York, le dijo a Publinews Internacional cómo su familia evita contaminar con comida navideña:
“Tratamos de asegurarnos de que la mayor cantidad de ingredientes sean de origen local, incluyendo la carne. Apoyamos a los agricultores locales, tratamos de reducir las distancias de envío y de comprar lo que está de temporada en el supermercado”.

Todos podemos hacer cómo Bill, al mismo tiempo, estaremos apoyando a la economía local.

Vive la Navidad de otra forma

No convirtamos la Navidad, Año Nuevo y Posadas en fechas de consumismo, en el que la atención se centra en las compras.

Recordemos el verdadero significado de estas fechas. Centremonos en disfrutar el tiempo con nuestra familia y amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *