Cine Adolescente

Cine Adolescente

Todxs conocemos estas cintas dirigidas a los adolescentes sin enterarnos de que también pueden funcionar como un genero. A pesar de ser tan diferentes entre si guardan muchas similitudes, entre ellas incluyen «adolescentes», que muchas veces no les creemos pero vaya que nos entretienen.

La adolescencia es una etapa fundamental y complicada en la formación del ser humano. El limbo en otras palabras, pues se es muy grande para seguir siendo un niño, pero todavía eres muy joven para ser considerado un adulto. Es en el año de 1904 que Stanley Hall le pone nombre a esta época de crisis, donde te ves bombardeado por diferentes cambios físicos y psicológicos, además de estar expuesto a nuevas y vergonzosas experiencias.

Es así que el séptimo arte vio en la adolescencia una mina de oro, mientras que los adolescentes vieron en estas historias un consuelo y sobre todo, un entretenimiento con el rápidamente simpatizaban.

A pesar de las constantes críticas y tomatazos lanzados a este tipo de cine, hay que aceptar que es uno de los más populares. Vaya que los pubertos y algunos más grandecitos han gastado unos buenos pesos en alguna película de este tipo, pero ¿por qué nos gustan tanto?

Y es que tienen tantos estilos, desde un drama de la búsqueda de la identidad hasta una comedia de lo vergonzosa que es la primera vez, pasando por el terror de ser asesinados por un tipo con una máscara.

Películas que han reflejado los intereses y problemáticas de los adolescentes, con un estilo único, sí, pero conservando elementos clásicos, como la jerarquía social entre populares y no populares, un cambio de look, un romance conflictivo, el despertar sexual, el consumo de sustancias adictivas, adolescentes con más de 20 años y algunas cuentan con una buena banda sonora.

Bulman propone la denominación Urban-high-school para definir esta tendencia cinematográfica. Y pese a que estas cintas vienen de una realidad gringa, películas como Amarte Duele, Perfume de Violetas y Perras también entran en el cine adolescente, pero con visiones más crudas y cercanas a la realidad social de México.

Y como a mí me gusta hablar de las primeras veces, es el turno de contarte acerca de una las pioneras de este tipo de cine. Rebelde sin Causa (1955) es protagonizada por James Dean, Natalie Wood y Sal Mineo, tres adolescentes con problemas familiares que coinciden en una comisaria de Los Ángeles a altas horas de la madrugada. Sí, es la típica película del adolescente incomprendido y rebelde, pero en su defensa tiene 65 años de ser estrenada. Recordemos que el término de adolescente es relativamente nuevo pues apenas se difunde con la llegada de la industria, por lo que para la época era revolucionaria y hasta transgresora. Sin embargo, su éxito se lo debe más al morbo que generó el hecho que su protagonista muriera en un accidente automovilístico un mes antes de que llegara a los cines. Fue así, que James Dean se convirtió en todo un icono de la cultura popular y es recordado como uno de los chicos malos de Hollywood.

Y hablando de chicos malos y peinados altos, vayamos con otro clásico del cine adolescente. Vaselina (1978), el musical más famoso de la historia del cine.

Según Vanity Fair había un sinfín de razones por las cuales Vaselina no debió haber funcionado, su protagonista era extranjera, su elenco demasiado anciano y su poca planeación parecía que daría como resultado un rotundo fracaso, pero no. Basada en el musical del mismo nombre y dirigida por Randal Kleiser, Grease fue estrenada en 1971 y cuenta la historia de amor colegial entre Dany y Sandy en la década de los 50´s. Eso sí no sean como Dany.

Está de más decir que el cine adolescente es muy variado, pues cada director tiene una visión de diferente de lo que significa ser joven y lo que esto trae consigo. Sin embargo, con el pasar de los años hemos sido testigos de un sinfín de cintas catastróficas y en la actualidad parece que esas cintas son el pan de cada día. Pero, ahora es tu turno, ¿Cuál dirías que es la mejor película de adolescentes? O mejor aún ¿Cuál es la peor?

Yo soy Daniela Zulikey, hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *