15 tips para reducir tu huella ecológica.

15 tips para reducir tu huella ecológica.

¿Quieres reducir tu huella ecológica, pero no sabes por dónde empezar?

Los siguientes tips, te ayudarán a darte una idea de pequeños cambios que puedes aplicar a tu vida diaria.

  1. Toma conciencia. Mentalízate de que toda acción que realizas, recuerda que por más pequeña que sea, tendrá una consecuencia positiva o negativa.
  2. Evita el consumismo. Cada que vayas a comprar algo, haz la siguiente pregunta clave: ¿De verdad lo necesito?
  3. Busca dar una mayor vida a tus cosas. Repara, como primer opción, antes de tener que tirarlo.
  4. Camina, utiliza bicicleta o transporte público para moverte por tu ciudad. Piensa si es realmente necesario utilizar el automóvil. Si no hay otra opción, comparte tu automóvil con alguien que vaya al mismo lugar que tú.
  5. Bañate en 5 minutos. 5 minutos con la regadera abierta es lo equivalente a 100 litros de agua, aproximadamente.
  6. Ahorra agua. Una llave de agua goteando, puede llegar a tirar hasta 50 litros de agua en una semana.
  7. Reduce residuos. Elige hacer tus compras a granel en tus propios envases reutilizables, si no es posible, opta por envases grandes, reduciendo así el mayor plástico posible.
  8. Reutiliza lo que puedas y recicla.
  9. Ahorra energía. Un ejemplo son los focos de bajo consumo que, además, duran más. Puede durar hasta 10 veces más que una normal.
  10. Evita dejar aparatos prendidos o los cargadores enchufados, ya que siguen gastando energía.
  11. Reduce tu consumo de carne en la medida de lo posible. O cambia la carne por pescado, pues tiene una menor huella hídrica.
  12. Apuesta por el comercio local. Así podrás reducir las emisiones de carbono en el transporte de alimentos, ropa, etc…
  13. Compra frutas y verduras de temporada.
  14. Evita a toda costa el uso de desechables.
  15. Opta por tener y llevar contigo tu propia botella de agua rellenable.

Espero que estos tips te sean de gran utilidad, si quieres agregar algo a la lista, déjalo en los comentarios.


¡Recuerda que con cosas pequeñas y sencillas, puedes hacer la diferencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *